Llevo mucho tiempo leyendo cosas en internet que me asombran, y pienso, ¿realmente alguien puede trabajar un día a la semana y sentarse a la bartola el resto cuando emprende un negocio? 

Frases como: «Trabajamos 10 horas al día, una vez a la semana y el resto descansamos», «En tan sólo 10 días estarás triunfando con tu nueva web», «Puedes vivir fácilmente con tu negocio online», » Ya no tendrás que trabajar, tu web lo hará por ti», «Consigue clientes en menos de 48 horas», «Gano seis cifras al mes y es muy sencillo conseguirlo»….

Cuando leo esto me dan ganas de cerrar el chiringuito (yo no gano seis cifras al mes, ¡vaya palo!) porque no comparto en absoluto estas lindezas. Es más, me aterra pensar que los nuevos emprendedores y la gente crea que todo es tan fácil, tan sencillo y tan rápido.

Yo he conseguido vivir de mi proyecto, estoy feliz porque colaboro con proyectos que me entusiasman y puedo pagar las facturas cada mes gracias a mi trabajo, pero llegar hasta aquí no ha sido nada fácil.

Ha sido un trabajo de fondo, constancia, decepciones, momentos felices y ¡nada inmediato! La progresión ha sido constante, y me alegro que haya sido de esta forma porque valoro más las cosas que me han pasado y he aprendido muchísimo durante el trayecto.

 

Mentiras y verdades sobre el emprendedor

 

Hace un tiempo escribía una artículo en el que me preguntaba si era obligatorio ganar seis cifras al mes, porque parece por lo que se vislumbra en internet que es condición indispensable para ser emprendedor. Nada más alejado de la realidad.

Si hace años hubiera leído este tipo de cosas que hoy te voy a contar, me habría tranquilizado. Si puedo aportar mi granito de arena y un poco de claridad a los incipientes emprendedores, me alegraré.

 

Mentiras sobre emprender

 

Estas son las cosas que seguramente te canses de leer, pero ya te aclaro que no son ciertas y que debes huir por patas cuando las leas:

  • Emprender es rápido, fácil y sencillo. Olvídate de esto, se trata de un ensayo-error y de aprender durante el camino. El éxito rápido no existe.
  • El emprendedor tiene multitud de ayudas a su disposición. No es cierto, hay algunas subvenciones, concursos, pero no confíes en este tipo de cuestiones porque pueden no llegar cuando las esperas, o no te las concedan.
  • Tengo una web que trabaja por mi. ¡Uauuu! Es de las cosas más divertidas que he leído. Una cosa es que automatices y otra que la web trabaje sola por orden divina. Automatizar te ayudará a que funcione y puedas hacer otras tareas, pero tienes que supervisar y controlar esto que requiere de tiempo.
  • Gano seis cifras, ¿y tú? Bueno, soñar es gratis, pero realmente hay que plantearse si esto es verdad y si es el objetivo final estás perdido porque no puedes obsesionarte por ganar seis cifras al mes.
  • Es fácil desconectar. Esto cuesta mucho al principio, y más sino has conseguido delegar todavía. Cuando tienes un negocio estás pendiente constantemente hasta que crece y puedes ir delegando funciones.

Verdades sobre emprender

 

  • Puedo conciliar mejor mi vida personal y laboral. Es cierto que es uno de los objetivos de emprender, al menos para mi, y la opción de ser tu propia jefa pueda ayudarte a organizar tus horarios de manera más flexible.
  • Necesitas tiempo, una buena mentalidad y trabajar. Esto es cierto, si no estás dispuesto a trabajar por tu proyecto a tope, no te recomiendo emprender. Pasarás por momentos de días sin descansar para sacar asuntos a flote, conseguir clientes, trabajar en tu imagen de marca, llevar a cabo proyectos alimenticios…mil cosas que debes hacer para consolidar tu negocio.
  • Delegar te ayudará a crecer. Tienes dos opciones: delegar y centrarte en lo que realmente eres bueno y te gusta, o bien ser un emprendedor orquesta siempre. Si quieres crecer lo ideal es delegar tareas cuando puedas. Puedes contratar a alguien, o buscar colaboradores especializados en una determinada área. Con el paso del tiempo te das cuenta que tienes que hacer lo que realmente se te de bien, no puedes contentar a todo el mundo.

Como verás, estas son algunas de las verdades y mentiras que quiero que conozcas de primera mano. Cree mi negocio en febrero de 2014, han pasado cinco años y medio desde aquel mes.

Puedo decirte que conozco el camino porque yo misma lo he transitado, y huyo de todo aquel que intenta mediante frases y claves publicitarias poco reales intentar conseguir adeptos o clientes.

Si necesitas ayuda para emprender con tu proyecto, tienes dudas, o crees que hay más mentiras y verdades que podemos incluir en el artículo puedes ponerte en contacto conmigo o escribir en comentarios.

¡Hasta la próxima!

Un abrazo.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web usa cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre la navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info sobre nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: