En cualquier proyecto, la venta es necesaria. Un negocio no podría seguir hacía adelante si no vendiese sus productos, o servicios al público. Pero, ¿cómo se empieza con este proceso?

Existen muchos reparos a la hora de vender un servicio, es una de las cosas que más paraliza a cualquiera. Hay que tener en cuenta que vender no es malo, no hay que sentirse mal por hacerlo. En primer lugar, tu ofreces tu ayuda a alguien que necesita tus productos, o servicios, y obviamente tendrás que recibir por ello un pago por dicha transacción. Si no, ¿cómo pagas tus facturas?

Por lo tanto, lo primero es dejar de lado ese sentimiento de culpabilidad a la hora de vender. Piensa en que si eres un profesional en tu sector, coherente, con experiencia, y dispuesto a mejorar la vida de tus clientes, ¿por qué no hacerlo? O quizá tienes productos maravillosos en tu tienda online que solucionan la vida a la gente, ¿por qué no venderlos?

Pasos para empezar a vender

 

Ten en cuenta esta serie de pautas para llevar a cabo este proceso tan necesario en cualquier empresa:

  • Identifica a tus clientes. Lo primero que debes saber es a quién te diriges para crear un mensaje coherente dirigido a conquistar a ese público. Deberás poner en marcha campañas publicitarias acordes a tus clientes ideales para sacar el máximo beneficio de tu inversión. Estudia a tus clientes, y si no los tienes es el momento de investigar para descubrir a tu cliente ideal.
  • Contacta con ellos. Empieza la parte más peliaguda, pero necesaria. Tienes que dedicar un tiempo determinado a la venta, a que descubran tu marca, a mostrarles tus servicios, y a dedicarles tiempo para que confíen en ti.
  • Presenta tu oferta. Si los contactas, tendrás que presentar algo, ¿no? Tener una web, un dossier, estar presente en redes sociales, o colaborar en algún medio te puede ser muy útil. Son plataformas donde pueden conocerte, y tener referencias tuyas. Si vas a presentarte a puerta fría, o vas a hacer una llamada, o enviar un correo de presentación debes tener una base informativa, y herramientas comerciales para poder explicar con claridad tus propuestas.
  • Cerrar la venta. Debes practicar, y afianzar tu habilidad para negociar. Ofrece una propuesta de valor competitiva, flexible a la que no podrán resistirse. Si quieres descubrir un poco más sobre el proceso de venta, te invito a que descubras la entrevista que realicé a Santiago Torre, autor de Haz que te compren.

¿Estás listo para vender? Seguro que si empiezas por llevar a cabo estas pautas, conseguirás dar a conocer tus servicios, y encontrarás a tus propios clientes antes de que te des cuenta.

Hasta la próxima.

Un abrazo

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web usa cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre la navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info sobre nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: